Utopías de amores negros

FOTO: Jose Luis Photographer
Publicado en: 2022-03-29

Quiero un amor negro en el que se hable de magia negra, donde el amor suene a tambores en vez de latidos en el corazón, y que no sean mariposas en el estómago sino que se tejan trenzas en mi alma.

Que cuando hablemos de historia lo hagamos desde un mismo sentimiento, en el que se relaten historias de libertad y entendamos que ese es el único lenguaje que comprende el amor.

Me gustaría escuchar como hablamos de nuestrxs ancestrxs mientras estamos en compañía de ellxs, será necesario prender velas en dónde se le pida a Oshún que mantenga nuestra llama viva y a Yemayá que siempre agite nuestros mares porque la quietud implica silencio y tú y yo hablamos desde la revolución, ¿acaso no sabías que es ahí donde se enuncia el amor?

Aquel amor que entiende el significado de Ubuntu sin reducirlo al soy porque somos y que no tema desafiar la institución del idioma, que me hable en lenguas y que cuando quiera llamarme, lo haga con la palabra IFÉ que traduce amor en Yoruba.

Quiero un amor rebelde donde no haya espacio para la neutralidad, ni se apele a la incoherencia, que en caso de hacerlo solo nos quede espacio para la intuición.

Cariño, que cuando levantemos el puño solo sea para derribar el sistema mientras nuestras cabezas se mantienen en alto.

Quiero un amor negro al compás de un currulao, en composición con un dancehall e inspiren una salsa que nos recorra la vida mientras saboreamos un curao[1] en susurros de chirimía, que suene a bunde para luego terminar en conversas pasajeras en un viaje con reggae de fondo, donde nuestra conversación acuda a las letras desde la intelectualidad, en medio de cuestionamientos en los cuáles nuestras discusiones tengan como único argumento, nuestras experiencias.

Un amor donde se escuchen risas sonoras y en caso de lágrimas que se fundan en tristezas, se acuda al mar para sanarlas.

Queride, te hablo de ese amor sin estructuras, te hablo de ese amor que posee la reafirmación de lo negro como poder pero no a los seres que lo portan, te hablo de ese amor no heternormado, antipatriarcal, te hablo de un amor en que lo único violento debe ser el brillo que proyectamos, te hablo de ese amor dónde te recuerdan que todo lo negro es hermoso pero que tú eres la personificación de la frase, te hablo de ese amor en el que dicen que provienes de reyes y reinas y se encargan de construir un imperio junto a ti.

Te hablo de ese amor a la madre África y dónde ambxs tenemos la ilusión de conocerla, te hablo de ese amor negro, real, colectivo, que lucha y resiste, se emancipa.

Quiero un amor negro que sea una decisión, no un romance.

 

[1] Bebida tradicional a base de viche con hierbas aromáticas.

Foto principal: Jose Luis photographer, en Pexels.com

Print Friendly, PDF & Email

Entre ser arusiseña, hija de la marea, soy negra, poeta y abogada

One Comment

  1. Excelente poema, muy sentido, con sentido y maravilloso.

Deja un mensaje

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

2 Me gusta
0 No me gusta