Despertar

FOTO: ShotPot
Publicado en: 2022-02-12

Yo soy una mujer negra,
Que dejó detrás a una niña negra
Y seguirá su curso vital innegablemente negra,
Indeteniblemente negra,
Inexorablemente negra,

Soy negra y mi historia ancestral fue borrada de los primeros libros esenciales,
Soy negra y fui olvidada por los reclamos del movimiento feminista,
Soy negra y mi belleza ha sido condenada a no existir,
Soy negra como la mala suerte, la violencia, la culpa, la pobreza y los demonios,
Soy negra, definitivamente negra.

Mi gusto estético ansió siempre una muñeca negra a la que amar,
Una aliada negra que me defendiera de esa imagen donde busqué sin encontrarme,
Apenas un juguete donde mirar mi piel oscura,
Mis labios gruesos y sensuales,
Mi bello y rebelde cabello ensortijado
Y que me hiciera feliz con su inexorable negritud.
Crecí de a poco y me entrelacé en un mar de dogmas hegemónicos
Que sin tocarme, me manchaban; y sin hablarme, me ofendían
Y me encerraban sutilmente en un nuevo barracón.
Su látigo: ese huracán de ojos que intentaba a cada paso desintegrarme en mi esencia misma;
Y me condenaba a plegarme a una imagen blanca que me odiaba sin reparos
Como de niña me odiaba, en silencio, esa muñeca blanca, regalo de mamá.
Y entonces, de pronto, todo cambio…
Todas las voces mismas de la tierra,
Voces antiguas y profundas,
Voces de lucha, de palenque, de libertad, de sol y de sombras,
Susurraban como en un murmullo de viento desde dimensiones poco conocidas para mí:
Rompe las cadenas, libera tu ego, resana tu historia.
Y volví sobre mi imagen reflejada en ese mismo espejo, tantas veces recorrido,
Percibí en mi rostro negro la mirada serena de miles de rostros negros despertándome.

Abrí los ojos…
Ahí seguía yo, erguida en mi cuerpo sinuoso y armónico,
Firme sobre una tierra que me acepta y que me ama.
Pisé las cadenas…
Y entonces, solo entonces, me reconocí bellísima en mi inexorable negritud.

Foto principal: ShotPot En: www.pexels.com

Print Friendly, PDF & Email

Cubana, graduada en lengua, máster en literatura, poeta, mujer negra.Trabajo en la Universidad de las Artes de La Habana. He investigado sobre los temas y preocupaciones de los afrodescendientes desde la primera infancia.

4 Comments

  1. Un poema que sin duda es un resumen histórico en prosa de lo que a significado para las mujeres negras la negación de su belleza desde la infancia y las huellas que deja en nosotrxs el no ser representadas en el mundo ludico, gracias por reflejar nuestros sentir.

  2. Es una manera de identificarnos como negras y aceptarnos.
    En el, le indicamos a los SEUDO BLANCOS y a los afro descendientes autorenegados que nuestro empoderamiento crece cada vez mas.
    Felicidades a su autora.

  3. Excelente, profundo, desde las entrañas, no tengo palabras, quedan todas pocas para dar, aplaudir ese poema

  4. Gracias

Deja un mensaje

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

5 Me gusta
0 No me gusta