¡Año Nuevo!

FOTO: Acuarela Annie Ganzala Lorde. Brasil.
Publicado en: 2019-01-21
20 de enero
Siguen aumentando

Las víctimas del patriarcado.

Brasil:

“Niños de azul y niñas de rosado”,
“Las feministas son feas”,
Ha dicho la ministra evangélica

De Bolsonaro.

Argentina:

Violaciones entre cinco
Para afirmar su mandato.
A una niña que violaron
El aborto le negaron,
Le hicieron una cesárea
Para “salvar”
Un feto no deseado.
14 femicidios

En lo que va de año.

Ecuador:

Una mujer de 35
Con tres amigos
Fue por unos tragos,
Por turnos la violaron,
Con palos y botellas
La sodomizaron.
A otra
En plena calle

la mataron.

España:

Violencia de género
Y violaciones cada rato,
Imitando a los que soltaron.
Para Vox
Las denuncias son falsas,
Hay que proteger

A los denunciados.

México:

Violaciones,
Desapariciones,
Alertas de género en 17 Estados,
Pero según los diputados
Nada de eso es para tanto,
El huachicoleo y la corrupción

Eso sí debe preocuparnos.

Colombia:

Saliendo de su trabajo
A una mujer la secuestraron
A puñaladas la mataron.
A un palo con púas
Desnuda la amarraron,
Le fracturaron las piernas,
Los ojos se los sacaron,
Y uno de sus senos
También se lo amputaron,
Sus asesinos siguen sueltos

Porque no fue un atentado.

Foto principal: Acuarela Annie Ganzala Lorde. Afro Lesbiana, madre, feminista descolonial. Acuarelista. Brasil.

 

Print Friendly, PDF & Email

Socióloga, Magíster Scientiarum en Estudios de la Mujer, Doctora y Postdoctora en Ciencias Sociales egresada de la Universidad Central de Venezuela. Consultora, conferencista y escritora en los temas de igualdad de género, discriminación racial y derechos Lgbti.

One Comment

  1. Año nuevo, vida nueva? Vida de quién, quiénes? Las vidas que nos arrebatan, las vidas que no les importa, las vidas que nunca vivimos sino que sobrevivimos, si es que sobrevivimos, si es que al menos después de violentarnos nos dejan un poquito para doler, para intentar sanar, creer, volver, amar, para seguir luchando para sí, para ellxs, para otrxs, para nosotrxs. A veces es más fácil gritar ¡Ni tantas menos! que ¡Ni una menos! Nos queremos vivas, sí, pero duele saber que a nadie le importa lo que queremos, ni lo que sentimos, ni lo que soñamos, amamos, hacemos...Desgarrador final de año, desesperanzador inicio del nuevo.

Deja un mensaje

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

1 Me gusta
0 No me gusta