En tiempos de guerra, en tiempos de paz

Me estremecieron mujeres que la historia anotó entre laureles. Y otras desconocidas gigantes que no hay libros que las aguante… Me han estremecido un montón de mujeres, mujeres de fuego, mujeres de nieve
Silvio Rodriguez

Me estremecen esas voces tantas veces silenciadas, esas voces que la historia hegemónica no contó. Me estremece saberlas parte de lo no narrado por los “autorizados”, me estremece el silencio que han querido imponerles; pero más me estremece la fuerza con la que emergen, la potencia indomable con la que florecen en desiertos. Ahí donde nadie esperaba verles, ahí en donde ya todo parecía destruido. Ahí en donde el silencio intentó imponerse con pólvora y fuerza. Ahí justo donde ellas también fueron ímpetu hecho fuego, donde decidieron disparar, pero también donde decidieron negociar y ser paz. Ahí donde son lucha tocando un tambor, escribiendo un libro, cuidando de otras y de otros, haciéndose colectivo. Ahí donde pusieron las ideas detrás del palco mientras al frente aparecían los reconocidos despojándolas de sus palabras o ahí donde fueron la voz, la figura, el puño y la danza.

Ahí donde han sido, donde son, donde somos.

Este segundo número de Revista Marea está dedicado a esas mujeres que han hecho parte de las historias de guerra y de los intentos por construir paz. Está dedicado a las mujeres que empuñaron armas esperando liberarse de las opresiones. A esas, que como dice Ochy Curiel: poseen pasamontañas, cubriendo el rostro, no su palabra, a esas que agotaron todos los medios posibles para acabar con los dolores causados por genocidios, conflictos armados, guerras y dictaduras.

Pero también, y muy especialmente, esta marejada de palabras está dedicada a las que escriben en primera persona hablándonos de los lugares ocupados por las mujeres en procesos de paz; a las que a través del cine, la música y la literatura le robaron fuerza a la rimbombancia de fusiles y masacres, a las sanadoras, esas que con tambores y medicinas tradicionales han sabido sacar el dolor del cuerpo haciéndolo memoria y reivindicación y ya no solo enfermedad y tristeza.

Una buena parte de los artículos que hacen parte del segundo número de Revista Marea nos cuentan algunas historias de mujeres que han aportado a procesos de paz a lo largo del globo y que en muchos casos también fueron activas en las luchas armadas insurgentes.

En Ola de sentidos, Rossih Amira teje en su memoria, con la pantalla como hilo, diferentes tiempos y territorios para conectarse con ese momento en el que vió por primera vez la película Sarafina! del director Darrell Roodt. Un musical poderoso que en pleno apartheid se atrevió a evidenciar la lucha obstinada de las mujeres negras que, desde su cotidianidad y con toda la fuerza, resistieron, e instaron a otros y otras a resistir, ante el régimen racista del apartheid  sudafricano.

La sección Narrándonos, nos trae desde Ruanda la potente voz de Odile Gakire Katese, a través de una hermosa entrevista. Odile nos habla de los tambores como un lugar de fuerza  para las mujeres en Ruanda, pero además del poder sanador de cada sonido para las experiencias de mujeres que vivieron el genocidio. Algunas cosas suceden gracias a que se alinean las estrellas, ya lo dijo Odile Gakire Katese y estoy convencida de ello; esta entrevista fue posible gracias a la conspiración de las fuerzas del universo que hoy nos están diciendo que escucharlas a ellas directamente es lo que debemos hacer para aportar a que no se siga reproduciendo el racismo a través de acciones como la apropiación cultural, así que gracias infinitas y aprendamos juntas.

En Mares del Sur, las compañeras Olatz Dañobeitia Ceballos e Irantzu Mendia Azkue, nos cuentan sobre el proceso de paz unilateral llevado a cabo en el País Vasco, después del cese definitivo de la actividad armada de ETA en 2011. Además, hacen un recorrido por lo que ha significado la formación del Foro Social Permanente por la Paz y el hacer parte del Grupo de Género del mismo.

En la sección Tiempos estos, Revista Marea tuvo la oportunidad de entrevistar a Sonia, una mujer excombatiente de las FARC que compartió con nosotras sus vivencias en la guerra, sus reflexiones sobre el momento que vivimos en Colombia después del Acuerdo de paz con este grupo insurgente, sus preocupaciones ante los incumplimientos del gobierno y sobre todo, sus convicciones de hacer real la paz en nuestro territorio y transformar, desde lo común, desde su manera de ver el feminismo, la realidad que habitamos.  

La sección Marejada viene esta vez, agitando las aguas, a través de las palabras de la pensadora Maya-Kaqchikel, Aura Cumes, quien nos habla de las tensiones existentes a dos décadas de los acuerdos de paz en Guatemala. Anticomunismo, contrainsurgencia y genocidio; La construcción de la paz desde las organizaciones sociales; Continuidad del despojo y los crímenes contra los Pueblos Indígenas en época post paz, son las tres líneas narrativas escogidas por la autora para invitarnos a reflexionar sobre los riesgos a los que nos enfrentamos cuando los acuerdos de paz son vaciados de sus contenidos principales y terminan en manos de intereses capitalistas y colonialistas. En este texto podremos además ver cómo, si los acuerdos de paz no se ocupan del racismo como problema estructural e histórico, pueden terminar siendo parte de los engranajes de la guerra que buscan superar.

En la sección Navegando, podrán encontrar la maravillosa narración de Laguerraruda y su exploración en un mundo virtual lleno de trampas y de ilusiones de libertad. Sin embargo, en ese mismo mundo fue  donde encontró su lucha, la plataforma para aprender, desaprender y tejer nuevos conocimientos: el software libre que le permitirá hacer su apuesta para que navegar sea un desafío política.

Para finalizar, no olviden que Revista Marea también les trae:

Recetario: esta vez dedicado al cuidado de la microbiota vaginal. Recomendados: en esta ocasión, contamos con tres maravillosas experiencias: Revista la 13, una publicación de la Red Nacional de Mujeres Excombatientes de la Insurgencia de Colombia.  Radio Kumbe: una emisora virtual hecha y desarrollada por gente negra en Colombia. El Sonar del Telembí: una agrupación artística que ha basado su producción en investigaciones realizadas en la sub-región del Telembí de la costa Pacífica Nariñense en Colombia.

Por último, no dejen de escuchar Menea, la lista musical que preparamos pensando en las mujeres de fuego, en las que han hecho posible que hoy creamos en la necesidad de superar las guerras que por siglos nos han impuesto.

La colonia dijo: mulata. Dicen mis raíces: afro-diaspórica, anticapitalista y antipatriarcal. Dice mi Orí: responsable de nuestra historia, de situarme en ella y de hacer lo necesario y no sólo lo posible.

Deja un mensaje

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

2 Me gusta
0 No me gusta